¿Cómo limpiar los cristales?

Lo más simple es con agua y jabón neutro o de manos. Este método es el único aconsejado cuando hay arena o tierra adherida, ya que de otra manera podrías rayar los cristales de manera irreversible.

Lo hacemos siguiendo estos pasos:

  1. Poner los lentes bajo la canilla y abrirla con poca presión.
  2. Aplicar un poco de jabón y frotar suavemente con las yermas de los dedos ambas caras de los cristales.
  3. Enjuagar nuevamente para quitar el jabón.
  4. Secar los lentes con un papel higiénico suave o un pañuelo sin costuras.
  5. Asegurarse de que el armazón haya quedado seco, en particular en las partes metálicas (bisagras y tornillos) para evitar que se oxiden o atasquen.
  6. Dejar los lentes al aire en un lugar que no tenga humedad.

¿Hay alguna otra forma?

Si no hay arena o tierra adherida a los cristales, podés usar una de las siguientes formas:

  • Usar el paño de microfibra que viene en el estuche. Cuando ves que deja de limpiar bien, se puede lavar, en lavadora incluso. Antes de usarlo hay que comprobar que esté limpio.
  • Usando sprays específicos que humedecen y facilitan la limpieza de los cristales.

¿Cómo me debo poner y quitar los lentes?

Parece una pregunta innecesaria, pero no lo es. ¿Hay una forma mala de ponerse y sacarse los lentes? Sí, la hay.

Te contamos cuál es la buena: siempre te tenés que poner y quitar los lentes usando las dos manos al mismo tiempo, tratando de no forzar las patillas. Si lo hacés con una sola mano estás forzando la bisagra o el codo del lado contrario a la mano que usaste. De seguro pensás que si lo hacés una vez, no pasa nada. Hasta que llega el día en que notás un desajuste en tus lentes o directamente se rompe la bisagra de la patilla. Mejor evitarlo, ¿no?

¡Otros consejos a tener en cuenta!

  • Usar cadenas y correas para sujetar los lentes y no perderlos, ¡además de ser un accesorio!
  • Nunca apoyes los lentes boca abajo de modo que toquen los cristales con la superficie de apoyo. 
  • Evitá el calor extremo. Puede deteriorar los tratamientos de los cristales e incluso deformar el armazón.