Es posible que quien conozca los precios del mercado se pregunte cómo es posible que Óptica Nova venda anteojos de receta con lentes anti-reflejo por un precio tan accesible. Parece un error, un precio demasiado económico para la calidad que se ofrece.

Pues no lo es. Aquí te contamos con total transparencia cómo llegamos a esos precios.

La mayoría de las marcas no diseñan ni fabrican sus propios armazones: venden sus licencias a grandes fábricas, estas manufacturan los productos y las venden a las ópticas a través de distribuidores en distintos países. Antes de llegar al cliente, los lentes ya pasaron por varios actores que le han ido agregando un sobrecosto.

Óptica Nova llega de la fábrica al consumidor final y obtiene un producto de alta calidad al mejor precio posible, al simplificar estos pasos con estándares propios de ejecución y control de calidad.
Cortamos intermediarios y reducimos comisiones, por lo que toda esa cadena llega con menos comisiones ¡y directamente a tu puerta!

No hay magia ni letra chica. Es el mejor precio posible para el mejor producto posible. ¡Y con tremenda “facha”.

Entonces… ¿seguro que no lo ahorran en calidad?.

Segurísimos. Todas nuestras lentes son en policarbonato y, por lo tanto, resisten a los impactos, tienen protección UV, capa de endurecido, anti-reflejo y capa hidrofóbica para que se ensucien menos. Ya verás que por el lado de la calidad no ahorramos. Y el precio es el que es.